Juguetes sexuales, ¡a soltar los ratones!

Juguetes sexuales para disfrutar de a dos

¿La rutina te aburre y te saca las ganas? ¿Nunca se te ocurrió recurrir estos “complementos hot”?

Ya sea para parejas estables que buscan más emociones, solteros que quieren nuevas aventuras o amantes que necesitan más en la cama, los juguetes sexuales ya forman parte del mobiliario íntimo cotidiano de muchas personas.

Una importante firma europea dio a conocer recientemente que el 70% de los encuestados reconoció que usa juguetes sexuales.

Las razones que aducen son simples: estos chiches sexuales ayudan a la estimulación, la excitación y transforman las relaciones sexuales en más divertidas y creativas.

¡A vibrar mi amor!

Juguetes para ellasLos vibradores son bien diversos, de diferentes tamaños, formas, manuales, a pilas, con control remoto y hasta con bluetooth y wifi.

También conocidos como consoladores, es una buena compañía para las almas solitarias y las que gustan disfrutar sin una pareja. Aunque claro, también el vibrador es un invitado más a la cama de dos amantes.

A medida que se fueron perfeccionando, muchos se convirtieron en expertos masajeadores de zonas erógenas tanto femeninas como masculinas.

Para colmo, son de dimensiones cómodas, que se guardan fácilmente en el cajón de la mesita de luz y pueden llevarse en la cartera de la dama o el caballero.

Ya sea para estimular la zona vaginal o la anal, cada diseño está pensado para llevar al usuario al clímax total y disfrutar de un orgasmo intenso e inolvidable.

 

Más placentero que las pruebas covid anales
Fantasía y erotismo de a dos

 

 

Seguro que en estos días te sorprendió la noticia que China empezó a realizar pruebas anales de Covid-19.

Pero no te preocupes por eso. Si querés disfrutar por el lado oculto de nuestro cuerpo, las bolas anales son ideales para dar rienda suelta a la fantasía y el placer.

Encadenadas, con diferentes tamaños, formas y cantidad de bolitas, los que ya las probaron, hombres y mujeres, ¡aseguran que es un viaje de ida!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *